Un par de rebeldes polite

Este es un artículo como muchos otros. Estamos cansados de la política. Alguien tiene que cambiar las cosas en nuestro país. Necesitamos involucrarnos más. Sin una sociedad civil organizada y activa las cosas nunca cambiarán. Es tiempo de una renovación política. Los jóvenes nos debemos tomar los partidos políticos. Es tiempo de actuar. Blah, blah, blah, blah, blah.

¿Soy el único que siente que nos pasamos sobando las espaldas? Felicitándonos mutuamente por querer cambiar las cosas, por los increíbles artículos que escribimos, por otro evento cachimbón donde nos vemos todos y nos sentimos orgullosos de “estar haciendo una diferencia.”

Si, estoy siendo un tanto pesimista. Bastante diría yo. Es loable el esfuerzo que muchos están haciendo. Es de admirar el trabajo y el sacrificio que muchos hacen con la genuina convicción de que nuestro país puede ser diferente. No estoy menospreciando eso. Pero si queremos ser honestos con nosotros mismos nos tenemos que preguntar, ¿adonde nos estamos quedando cortos?

Creo que estoy queriendo compartir con ustedes una pequeña crisis que estoy teniendo. ¿Qué relevancia tiene verdaderamente el trabajo que estoy haciendo? ¿Qué trascendencia ha tenido mi involucramiento político? Por cada libro que he leído, ¿qué impacto tendrá en nuestro país? Por cada artículo que he escrito, ¿cuántas vidas cambiarán? Por cada reunión y evento al que he asistido, ¿cómo afectará el futuro de nuestro país?

Tal vez no es justo querer juzgarse de esta forma. Tal vez si. Tal vez tenemos que aceptar que el impacto que estamos teniendo es demasiado tímido. Tal vez debemos aceptar que a pesar de todo el trabajo que estamos haciendo, no estamos siendo suficientemente contundentes. Aceptar que no hemos estado dispuestos a retar las convenciones del juego político con suficiente fuerza y determinación. Aceptar que hemos sido demasiado polite con el status quo.

Es común escuchar que hay que jugar el mismo juego para cambiarlo. Yo mismo he caído en ese pensamiento muchas veces. Pero la realidad es que el momento que aceptemos las reglas del juego, nos volvemos parte de el, y si bien es posible influir sobre algunas estrategias, implica asumir sus reglas, expectativas y comportamientos.

Es un principio fundamental que para construir algo nuevo, hay que destruir algo viejo. No hay vuelta de hoja. Mientras queramos seguir quedando bien con Dios y con el diablo, simplemente seguiremos jugando su juego. Nos hace falta ponernos bien los pantalones y gritar a todo pulmón que lo que vemos es una mierda. Que el sistema verdaderamente está podrido. Y que todos nosotros, que nos jactamos de ser una nueva generación comprometida con el futuro de nuestro país, hemos sido demasiado tímidos y políticamente correctos para tener un impacto real y trascendente.

Bueno, tal vez después de esto me puedan felicitar por escribir otro buen artículo, y yo me pueda sentir bien por estar haciendo algo. Tal vez eso es suficiente. Tal vez no. Tal vez lo que quiero decir es que después de esto, cada uno de nosotros reflexionemos, nos retemos a nosotros mismos a tomar un paso más allá de esta zona de confort que hemos encontrado, y decidamos sacarle el dedo al status quo de una forma menos polite. Al fin, si no lo hacemos, nada cambiará, y nosotros seguiremos sobándonos las espaldas para acallar nuestras conciencias morales.

 

PD: Como siempre, la gran pregunta es cómo… Y la verdad aún no lo se. El camino hay que inventárselo y construirlo. Sus ideas bienvenidas.

Anuncios

6 Respuestas a “Un par de rebeldes polite

  1. Hola Rodrigo, estoy de acuerdo, reunámonos, no necesitamos mucha gente, contactemos unas 10 personas, nos ponemos una fecha, lugar, y hora. echemole ganas..Atte. Jaime Rosales

    Date: Fri, 15 Apr 2016 14:37:54 +0000 To: jaimerosa@hotmail.com

  2. Tu articulo es un grito de frustacion yo como politica correcta incansable trabajadora por un pais donde de verdad exista la igualdad de oportunidades para q cualquier ciudadano en un sistema de libertad se pueda desarrollar y tener con su familia una mejor calidad de vida .
    Comprendo tu frustacion pero Jovenes involucrense de a deberas sean innovadores no solo en ideas sino en acciones a tomar pues hay podredumbre que Uds tendran que limpiar

  3. Yo tengo una manera…haciéndolo, es simple, nosotros estamos rodeados de corruptos y corruptores, explotadores, perpetuadores de la la esclavitud (la pobreza es esclavitud) muchas veces somos nosotros mismos. Primer paso, cambio yo, segundo paso teno autoridad moral para con cariño y a veces no tanto sacarles el dedo a los demás…muchos serán amigos y te verán raro. Yo he perdido muchos pacientes y supuestas amistades, pero vale la pena.
    Suerte

  4. Yo tengo una manera…haciéndolo, es simple, nosotros estamos rodeados de corruptos y corruptores, explotadores, perpetuadores de la la esclavitud (la pobreza es esclavitud) muchas veces somos nosotros mismos, nu estos hermanos, padres, primos. Primer paso, cambio yo, segundo paso, tengo autoridad moral para con cariño y a veces no tanto sacarles el dedo a los demás, pero más importante enseñar…muchos te veran raro. Yo he perdido muchos pacientes y supuestas amistades, pero vale la pena.
    Suerte

  5. Existen muchas cosas que están afectando nuestro país.

    Primero TODOS los gobiernos han robado o se han aprovechado, ya sea de ARENA o FMLN; incluyendo familiares y/o amigos de estos. Ahora mismo, los ricos y/o amigos de funcionarios, ex-funcionarios se mantienen adinerados y con poder. El poder, dinero, corrupción y extorsiones estan afectando a nuestro país como

    Un ejemplo pequeño de como afecta el poder y diner es como manejan el azúcar en El Salvador. Con el poder que tienen varios empresarios, como por ejemplo los Regalado, que me imagino que tu conoces por estar en el COENA, ellos, entre otros mas empresarios manejan los precios del azucar mediante el gobierno.

    Otro ejemplo de poder, dinero y corrupción es como el ex fiscal sigue haciendo de las suyas con sus empresarios de confianza. Este mismo también tiene lazos con expresidentes. Entonces en casos de corrupción, si cae uno, caen todos! Y el problema es que TODOS no quieren caer! TODOS SON CORRUPTOS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s