¿Por qué somos, y seguiremos siendo, gobernados por corruptos?

Considerando lo decepcionados que los salvadoreños estamos con nuestra clase política, todavía sufrimos de un preocupante optimismo acerca de los políticos que buscamos elegir. A pesar de toda la evidencia de las mentiras y los abusos de nuestros políticos, aun somos víctimas del más penoso caudillismo. Creemos que lo único que necesitamos es encontrar ese gran líder que venga a poner las cosas en orden y solucionar todos nuestros problemas.

Por esto, tenemos una fé ciega en darle más poder al estado, con leyes que cada vez más se entrometen en nuestras vidas privadas, sean en sus aspectos económicos, políticos o sociales, y creemos que lo único que necesitamos es un buen administrador que haga una buena y honesta gestión de estos poderes.

El problema es que esto es una fantasía. Como explica Hans Hermann Hoppe en el artículo a continuación, la estructura de poder del estado como tal crea los incentivos para que los peores elementos de la sociedad, los más astutos corruptos y megalomaniacos, sean los que lleguen al poder. Por esta razón el sistema se debe reformar no con la ingenua idea que seremos gobernados por buenos y honestos administradores, sino con el conocimiento de la inevitable realidad de que con el tiempo la gran mayoría de nuestros gobernantes seran unos corruptos enamorados del poder.

#LecturaRecomendada:
¿Por qué los peores gobiernan? Por Hans Hermann Hoppe

20120806-074756 p.m..jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s