Se nos hunde el barco y los tiburones felices

Dos cosas han pasado hoy que contribuyen a que El Salvador siga su acelerado hundimiento en las aguas de la irrelevancia internacional y la pobreza local: la CCJ falló en favor de los actos de desacato de la Asamblea Legislativa (http://bit.ly/RXDHIL) y un tribunal embargó la marcas de la multinacional McDonalds (http://bit.ly/TFUkaf).

Se nos hunde el barco, y los tiburones merodean emocionados pues ellos sí se darán un festín.

¿Por qué nos afectan tanto estos dos acontecimientos? Por muchas razones, pero quiero enfocarme rápidamente en 2.

1. Un quiebre del orden institucional. En un juego, las reglas existen para asegurarse que todos los involucrados participen en igualdad de condición. Cuando las reglas del juego se rompen, lo que queda es un desorden caótico en el cual se aprovechan los más fuertes, vivos y gañanes, y el ciudadano común y honesto queda desprotegido completamente.

¿Quienes se beneficiarán del desorden político y judicial que está viviendo nuestro país? Principalmente los políticos corruptos, que concentran el poder del Estado para beneficiarse, y sus amigos empresarios gañanes que se aprovechan de la situación para lograr grandes ganancias, las cuales nunca lograran dentro de un marco de competencia libre donde se protegen los derechos de los ciudadanos. Es decir, de nuestras costillas se alimentan los tiburones.

2. El segundo problema grave que nos afecta directamente a todos los salvadoreños es la imagen que el país está generando internacionalmente. Factor esencial para el crecimiento económico y la eliminación de la pobreza es la generación de empleos. Esta solo se logra através de las inversiones que hacen las empresas para incrementar la producción que se hace localmente o los servicios que se ofrecen.

Adentro del país no existen los recursos suficientes para invertir lo necesario para lograr disminuir la pobreza. Necesitamos atraer inversión extranjera que traiga los recursos de afuera que generen los empleos localmente que les darán las oportunidades a los salvadoreños de mejorar sus condiciones. Pero con este tipo de eventos, la imagen del país se deteriora gravemente, lo que significa que no solo no vienen nuevas inversiones, sino que los que pueden se van. El resultado inevitable es que los salvadoreños tendrán menos oportunidades de trabajo, y por ende habrá mas pobreza.

Pero los tiburones siguen comiendo, y siguen comiendo cada vez mejor. Pregúntense por favor, en esta coyuntura, ¿quienes se están beneficiando? ¿Quienes están amasando fortunas, privilegios, beneficios y oportunidades mientras la mayoría de salvadoreños ven como sus condiciones de vida se deterioran? Y preguntémonos, por favor, si estas riquezas y privilegios se están logrando a través del trabajo y esfuerzo honesto, o a través de atajos y abusos?

Salvadoreños, despertemos. Mientras nos tienen tonteando prendidos enfrente de nuestros televisores viendo los resultados de interminables negociaciones, farsas de juicios y burradas políticas, nos están robando nuestro futuro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s