Lecciones de Política Salvadoreña: Si no tienes la razón, busca con quien pelearte.

Estos días, la hipocresía parece ser un factor necesario en la sobrevivencia política en nuestro país. Cuando los dinosaurios sienten la presión evolutiva se ven obligados a recurrir a medidas cada vez más drásticas para mantener su dominio.

Sobre este tema se pueden mencionar demasiados ejemplos, pero en este caso mi indignación va dirigida hacia la respuesta del FMLN a las declaraciones de Gabriela Knaul, Relatora Especial sobre la Independencia Judicial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quien visitó el país para analizar el recién conflicto entre la Asamblea Legislativa y la Corte Suprema de Justicia. (http://ow.ly/fBMtO)

Knaul, como representante de la ONU y experta en temas de independencia judicial, fue muy clara que la Corte Centroamericana de Justicia no tiene ninguna jurisdicción sobre los temas que la Asamblea Legislativa le quiso atribuir, a conveniencia propia por supuesto. ¿Cómo respondió el FMLN? Por supuesto, tratando de su mejor forma de desacreditar a esta persona, y reclamándole su intento de injerencia sobre la soberanía del país.

Permítanme, que este argumento que presentan me tiene un poco confundido. Reclama el FMLN, en palabras de Sigfrido Reyes, que no aceptan la existencia de un suprapoder que pueda modificar la Constitución Salvadoreña. Entonces, en su lógica alreverzada, la ONU está tratando de modificar la Constitución al hacer declaraciones que respaldan la independencia judicial en el país, pero cuando ellos quisieron imponer a una corte extranjera sobre los fallos de la Sala de lo Constitucional, contrario a todo lo que establece la constitución, eso sí respetaba el Estado de Derecho y el Orden Constitucional.

Hoy en día, la política y la razón no conviven en nuestro país. Acordémonos que el proceso legislativo debería estar fundamentado en el descubrimiento y la aplicación de una ley natural a través del uso principal de la razón humana para desarrollar un sistema acorde a la naturaleza del ser humano que logre generar la convivencia social y la mayor prosperidad posible para todos.

Nuestros políticos muy claramente han olvidado esto, y desechado todo vestigio de la razón y la honestidad en la política.

Hoy, la política en nuestro país ha dejado de lado el proceso de evolución de liderazgos y nuevas generaciones, y se ha basado en una vil sobrevivencia del más gañán. Las crisis políticas, económicas y sociales que estamos viviendo no son una cruel coincidencia de la historia, son resultado directo de la corrupción que se ha desatado en nuestro sistema político.

Entre gente honesta, antes de ponernos a discutir sobre planteamientos ideológicos y económicos, en los que podamos discrepar, nuestro primer y absoluto objetivo común debe ser encontrar la forma de sacar a esta mugre política que se encuentra hoy en el poder, y limpiar de raíz la forma en que se gobierna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s